Sentirse hombre: Me gusta así

Sí, me gusta hacer el amor con ternura.

 

Puede que te sorprenda, tal vez te decepcione, disculpa si parecía lo contrario.

Necesito sentir tu caricia, saborear tus labios que bailan lentos y otras veces van de necesitados.

 

Soy un hombre. Puede que no el que esperabas o por el que muchas resbalan, pero hace tiempo que me dejé el disfraz y desde entonces cada sensación de mi cuerpo la puedo llamar placer.

 

Lento, como te lo estás imaginando, como empezamos y no terminamos la otra noche. Sintiendo la penetración cuando ya estas suave. Temblar cada vez que con tu índice recorres el glande a paso pausado.

 

Supongo que al principio todo el mundo está perdido. Pero no es más que asumir la virginidad perpetua en la que uno vive cuando tiene un nuevo contacto con el otro. La pudimos perder y recuperar de nuevo, por eso creamos nuevos caminos. Unos empezaban por tu ingle. Otros terminaban con un gemido.

 

Me gusta cuando, encima de ti, paseo por la comisura de tus labios y cada paso convertido en un pequeño mordisco llego hasta el lóbulo de tu oreja. Mientras tanto estaré encantado de que sigas acariciándome con esas manos mi pecho mientras avanzas hacia mi espalda para terminar apretándome contra ti.

 

Y no pasa nada. No es malo sentirse así. Puede que no sea ese prototipo con el que me crié y me fundí para evitar el rechazo social. Ahora agradezco permitirme este otro, ahora mi orgasmo es algo que decido compartir contigo.

 

Ahora me gusta reírme por no entendernos con la postura que quiere cada uno. Por ese momento que antes era incómodo, y ahora en vez de un fuego que se apaga es una risa que chispea.

 

Adoro extender mi brazo por tu espalda cuando, destensado por mi orgasmo, apoyas tu cabeza en mi pecho.

 

Pero lo que más admiro es que ya no haya final. Lo que ha ocurrido es que ahora quiero, totalmente exhausto, mientras pierdo la erección, comerte a besos y excitarte.

 

Ya no me importa lo que pase un segundo después.

 

Al final recorriendo tu cuerpo es como me he conocido a mí.

 

Y seguiré descubriendo todos los rincones que tú me permitas.

 

 

Recent Posts

Leave a Comment